HILOS TENSORES

Los hilos tensores han revolucionado el tratamiento estético de la flacidez, arrugas y pérdida de elasticidad de la piel del rostro. Cómo uno de los tratamientos no quirúrgicos de mejores efectos en hombres y mujeres de todas las edades, los hilos tensores han ganado mucha popularidad en la actualidad.

¿En qué consiste el tratamiento con hilos tensores?

El procedimiento realizado por un cirujano especializado inserta una microcánula en la zona a intervenir por la que se fijan una serie de hilos de sutura especiales. Estos hilos crean una tensión de la piel y que permite al cirujano crear una tensión y elevación de la zona.

Su efectividad viene dada por la capacidad de los hilos tensores de crear una elevación y proyección de diferentes zonas del rostro. Con ello, se crea un efecto que contrarresta la flacidez de zonas en las que los músculos faciales han perdido elasticidad, fortaleza y tonicidad.

Se puede aplicar en cualquiera de los tres tercios faciales con efectos en la elevación de las cejas, pómulos, mentón, nariz, labios o zona mandibular. Además, se puede aplicar en la zona del cuello para crear un lifting del escote y de la zona de la papada.

¿Para quién está recomendado el tratamiento con hilos tensores?

No hay un límite o una contraindicación para la aplicación de hilos tensores. Puede aplicarse en mujeres y hombres de cualquier edad, contextura o tipo de piel. No obstante, es una intervención más frecuente en pacientes mayores a los 40 años o con pérdidas importantes de volumen corporal reflejado en la flacidez del rostro.

Es un tipo de procedimiento no quirúrgico y mínimamente invasivo con efectos muy positivos y sostenibles en el tiempo. Por ello, es uno de los procedimientos con mayor auge en hombres y mujeres en la actualidad.

Adicionalmente, los hilos tensores no alteran la cotidianidad de los pacientes quienes pueden reanudar sus actividades cotidianas prácticamente de inmediato. No suelen haber indicaciones de reposo o cese de actividades físicas, por lo que es perfecto para cualquier nivel de actividad física del paciente.

Los hilos tensores han revolucionado el tratamiento estético de la flacidez, arrugas y pérdida de elasticidad de la piel del rostro. Cómo uno de los tratamientos no quirúrgicos de mejores efectos en hombres y mujeres de todas las edades, los hilos tensores han ganado mucha popularidad en la actualidad.

¿En qué consiste el tratamiento con hilos tensores?

El procedimiento realizado por un cirujano especializado inserta una microcánula en la zona a intervenir por la que se fijan una serie de hilos de sutura especiales. Estos hilos crean una tensión de la piel y que permite al cirujano crear una tensión y elevación de la zona.

Su efectividad viene dada por la capacidad de los hilos tensores de crear una elevación y proyección de diferentes zonas del rostro. Con ello, se crea un efecto que contrarresta la flacidez de zonas en las que los músculos faciales han perdido elasticidad, fortaleza y tonicidad.

Se puede aplicar en cualquiera de los tres tercios faciales con efectos en la elevación de las cejas, pómulos, mentón, nariz, labios o zona mandibular. Además, se puede aplicar en la zona del cuello para crear un lifting del escote y de la zona de la papada.

¿Para quién está recomendado el tratamiento con hilos tensores?

No hay un límite o una contraindicación para la aplicación de hilos tensores. Puede aplicarse en mujeres y hombres de cualquier edad, contextura o tipo de piel. No obstante, es una intervención más frecuente en pacientes mayores a los 40 años o con pérdidas importantes de volumen corporal reflejado en la flacidez del rostro.

Es un tipo de procedimiento no quirúrgico y mínimamente invasivo con efectos muy positivos y sostenibles en el tiempo. Por ello, es uno de los procedimientos con mayor auge en hombres y mujeres en la actualidad.

Adicionalmente, los hilos tensores no alteran la cotidianidad de los pacientes quienes pueden reanudar sus actividades cotidianas prácticamente de inmediato. No suelen haber indicaciones de reposo o cese de actividades físicas, por lo que es perfecto para cualquier nivel de actividad física del paciente.

Preguntas frecuentes sobre hilos tensores

¿

¿Hay que retirar los hilos después del procedimiento?

No, los hilos utilizados en el tratamiento están hechos de materiales reabsorbibles que no requieren ser retirados. Por lo tanto, no es un procedimiento que se planee en fases consecutivas y sus resultados suelen ser a muy largo plazo.

¿Cuándo veré los resultados?

Existe un pequeño período inflamatorio inmediato que suele remitir pocos días después del tratamiento. Aún así, el paciente podrá notar los resultados de manera inmediata con mayor visibilidad a partir de la sexta semana.

¿Los hilos tensores sustituyen la cirugía de lifting facial?

No necesariamente. La indicación quirúrgica del lifting facial y de los hilos tensores son diferentes. En ningún caso un procedimiento sustituye al otro sino que tienen indicaciones diferentes que varían entre cada paciente.

¿Debo ingresar a la clínica para los hilos tensores?

Por lo general no. El tratamiento con hilos tensores es un procedimiento de corta duración y que no suele requerir ingresos. Pero, de todos modos, esto puede variar entre cada paciente y puede cambiar la indicación dependiendo de cada caso en particular.

¿Es muy doloroso el tratamiento?

El procedimiento de hilos tensores no es en lo absoluto doloroso. Sin embargo, se aplican bajo anestesia para minimizar el disconfort y garantizar la inmovilidad involuntaria de la zona durante el procedimiento. El especialista indicará un tratamiento analgésico y antiinflamatorio profiláctico posterior al procedimiento.

?

Reserva tu cita

Rellena tus datos y en las próximas 24-48 horas un miembro del equipo de Medical Esthetic Group se pondrá en contacto contigo para conocer tu caso y para que puedas reservar tu cita de valoración.