INJERTO EN BARBA Y BIGOTE

El injerto en barba y bigote es uno de los procedimientos con mayor auge en hombres de todas las edades y tipos de piel. Consiste en el trasplante de unidades foliculares desde zonas donantes autólogas hacia zonas receptoras en el rostro. Mediante la aplicación de las últimas técnicas de injerto capilar se logran resultados en una corta duración y con las mayores tasas de éxito de la actualidad.

¿En qué consiste el injerto de barba y bigote?

Utilizando la técnica Follicular Unit Extraction (FUE) se extraen unidades foliculares completas desde una zona donante. Por lo general, esta extracción se hace en zonas de los laterales y parte trasera de la cabeza después de una selección meticulosa de cada unidad.

Debido a las características del instrumental de zafiro, las unidades conservan todos sus elementos y su crecimiento se garantiza con mayor efectividad. Del mismo modo, esta técnica permite implantar cada unidad en la zona de la barba y bigote con el mínimo trauma.

Como consecuencia, la unidad folicular crecerá con una irrigación y una protección natural que aumenta las probabilidades de éxito. Siendo un instrumento de máxima precisión, no quedan cicatrices visibles en la zona de donación y recepción.

En un período muy corto, el vello comenzará a crecer de forma natural conservando sus propiedades orgánicas y con un ángulo de orientación similar al resto del vello facial. El paciente podrá retomar sus actividades cotidianas justo después del tratamiento con pocas o ninguna restricción física.

¿Para quién es recomendado el injerto de barba y bigote?

Cualquier hombre, de cualquier edad y tipo de piel puede ser candidato para un injerto de barba y bigote. La única condición especial es que existe una zona de donación con población capilar suficiente, sana y robusta.

Además, esta técnica permite que se pueda injertar pelo en cualquier zona de la barba o el bigote, pues tiene el mínimo traumatismo en la zona. Con una incisión mínima y con un instrumento de máxima precisión el especialista no altera la irrigación sanguínea o los elementos constitutivos del vello.

Estas ventajas lo hacen ideal para los pacientes independientemente de los estadios de afectación de la alopecia. Además, puede hacerse a cualquier edad y sin importar el tipo de piel.

Como la donación de pelo se hace de forma autóloga, se garantiza las mismas características físicas y organolépticas del vello. Por lo tanto, es perfecta para cualquier grado de población capilar facial.

El injerto en barba y bigote es uno de los procedimientos con mayor auge en hombres de todas las edades y tipos de piel. Consiste en el trasplante de unidades foliculares desde zonas donantes autólogas hacia zonas receptoras en el rostro. Mediante la aplicación de las últimas técnicas de injerto capilar se logran resultados en una corta duración y con las mayores tasas de éxito de la actualidad.

¿En qué consiste el injerto de barba y bigote?

Utilizando la técnica Follicular Unit Extraction (FUE) se extraen unidades foliculares completas desde una zona donante. Por lo general, esta extracción se hace en zonas de los laterales y parte trasera de la cabeza después de una selección meticulosa de cada unidad.

Debido a las características del instrumental de zafiro, las unidades conservan todos sus elementos y su crecimiento se garantiza con mayor efectividad. Del mismo modo, esta técnica permite implantar cada unidad en la zona de la barba y bigote con el mínimo trauma.

Como consecuencia, la unidad folicular crecerá con una irrigación y una protección natural que aumenta las probabilidades de éxito. Siendo un instrumento de máxima precisión, no quedan cicatrices visibles en la zona de donación y recepción.

En un período muy corto, el vello comenzará a crecer de forma natural conservando sus propiedades orgánicas y con un ángulo de orientación similar al resto del vello facial. El paciente podrá retomar sus actividades cotidianas justo después del tratamiento con pocas o ninguna restricción física.

¿Para quién es recomendado el injerto de barba y bigote?

Cualquier hombre, de cualquier edad y tipo de piel puede ser candidato para un injerto de barba y bigote. La única condición especial es que existe una zona de donación con población capilar suficiente, sana y robusta.

Además, esta técnica permite que se pueda injertar pelo en cualquier zona de la barba o el bigote, pues tiene el mínimo traumatismo en la zona. Con una incisión mínima y con un instrumento de máxima precisión el especialista no altera la irrigación sanguínea o los elementos constitutivos del vello.

Estas ventajas lo hacen ideal para los pacientes independientemente de los estadios de afectación de la alopecia. Además, puede hacerse a cualquier edad y sin importar el tipo de piel.

Como la donación de pelo se hace de forma autóloga, se garantiza las mismas características físicas y organolépticas del vello. Por lo tanto, es perfecta para cualquier grado de población capilar facial.

Preguntas frecuentes sobre injerto de barba y bigote

¿

¿Es doloroso el injerto de barba y bigote?

La técnica FUE Zafiro injerta las unidades foliculares de manera ultra precisa y sin maltratos a la zona. Por lo tanto, produce el mínimo disconfort pero adicionalmente, este procedimiento se hace con la ayuda de anestésicos locales para reducir el disconfort.

¿Podré rasurarme si algún día deseo no tener barba o bigote?

Absolutamente sí. El vello injertado conserva las mismas propiedades y funciones del vello de crecimiento natural. Por ello, una vez transcurrido un tiempo de recuperación indicado por el especialista, el paciente podrá cortar y rasurar su barba y bigote sin mayores inconvenientes.

¿Tendré que guardar algún tipo de reposo?

No, el injerto de barba y bigote es un procedimiento mínimamente invasivo, indoloro y hecho con la ayuda de anestésicos locales por lo que el paciente podrá reanudar sus actividades cotidianas prácticamente de inmediato.

¿De donde se extrae el pelo?

Cada paciente tiene una indicación y una zona de donación-recepción diferente. Sin embargo, se suele extraer de las zonas traseras y laterales de la cabeza en donde la población capilar suele ser mayor.

¿En cuánto tiempo veré los resultados?

El vello injertado podrá verse prácticamente de inmediato. Aún así, existe un tiempo prudencial de crecimiento natural del vello que suele estar entre las 6 u 8 semanas posteriores al injerto de barba y bigote.

?

Reserva tu cita

Rellena tus datos y en las próximas 24-48 horas un miembro del equipo de Medical Esthetic Group se pondrá en contacto contigo para conocer tu caso y para que puedas reservar tu cita de valoración.