LIFTING LÍQUIDO

El lifting líquido es uno de los procedimientos estéticos no quirúrgicos con mejores efectos y las mejores valoraciones de pacientes de todas las edades. Consiste en la aplicación de rellenos dérmicos en diferentes zonas del rostro para contrarrestar los efectos de la edad en los tejidos. Estos procedimientos ayudan a la regeneración y proyección positiva de los tejidos retraídos.

¿En qué consiste el tratamiento de lifting líquido?

Con el paso de los años, la piel y la musculatura facial pierden la capacidad de tensión, tono y fortaleza. Las fibras musculares se debilitan y se crean zonas de flacidez con arrugas y pliegues no deseados en cualquier parte del rostro.

Estos tejidos musculares y dérmicos pierden elasticidad además de volumen y tonicidad lo que da al paciente una apariencia envejecida, flácida  y cansada. Con el relleno líquido se crea un efecto de levantamiento que proyecta las zonas y produce un levantamiento de efectos positivos.

Aunque los rellenos dérmicos suelen planificarse de manera personalizada, suelen elegirse entre ácido hialurónico, Botox ® o lipotransferencia con grasa autógena. En algunos casos se puede planificar una combinación de rellenos dependiendo del paciente, el estadio de la flacidez o la zona a tratar.

El lifting líquido busca corregir las asimetrías faciales, elevar la zona de las cejas, crear proyección de los pómulos y el mentón así como la corrección de la papada y la zona mandibular.

¿Para quién es recomendado el lifting líquido?

Aunque no hay un límite establecido de edad o tipo de piel, el lifting líquido es más frecuente en pacientes con mayor grado de flacidez y pérdida de tono facial. Los efectos de la edad y los cambios de peso afectan la tonicidad de los músculos del rostro, creando zonas de depresión, arrugas y flácidas.

Asimismo, el lifting líquido está indicado para hombres y mujeres de manera indistinta con efectos a largo plazo y con cambios positivos en la estética facial. Estos rellenos crean una proyección que suele absorberse de manera progresiva en un período que suele estar sobre los 2 a 5 años. 

Es probable que el especialista recomiende una nueva sesión de refrescamiento del tratamiento transcurrido este tiempo. Del mismo modo, existen tratamientos complementarios que pueden alargar el proceso de recuperación del  tono muscular y que pueden extender los efectos del lifting líquido.

Otro elemento que afecta la duración y efectos a largo plazo del tratamiento es la zona de aplicación. En las zonas de mayor movilidad como la zona mandibular o perilabial, suele haber una absorción más acelerada que en zonas menos exigidas del rostro.

El lifting líquido es uno de los procedimientos estéticos no quirúrgicos con mejores efectos y las mejores valoraciones de pacientes de todas las edades. Consiste en la aplicación de rellenos dérmicos en diferentes zonas del rostro para contrarrestar los efectos de la edad en los tejidos. Estos procedimientos ayudan a la regeneración y proyección positiva de los tejidos retraídos.

¿En qué consiste el tratamiento de lifting líquido?

Con el paso de los años, la piel y la musculatura facial pierden la capacidad de tensión, tono y fortaleza. Las fibras musculares se debilitan y se crean zonas de flacidez con arrugas y pliegues no deseados en cualquier parte del rostro.

Estos tejidos musculares y dérmicos pierden elasticidad además de volumen y tonicidad lo que da al paciente una apariencia envejecida, flácida  y cansada. Con el relleno líquido se crea un efecto de levantamiento que proyecta las zonas y produce un levantamiento de efectos positivos.

Aunque los rellenos dérmicos suelen planificarse de manera personalizada, suelen elegirse entre ácido hialurónico, Botox ® o lipotransferencia con grasa autógena. En algunos casos se puede planificar una combinación de rellenos dependiendo del paciente, el estadio de la flacidez o la zona a tratar.

El lifting líquido busca corregir las asimetrías faciales, elevar la zona de las cejas, crear proyección de los pómulos y el mentón así como la corrección de la papada y la zona mandibular.

¿Para quién es recomendado el lifting líquido?

Aunque no hay un límite establecido de edad o tipo de piel, el lifting líquido es más frecuente en pacientes con mayor grado de flacidez y pérdida de tono facial. Los efectos de la edad y los cambios de peso afectan la tonicidad de los músculos del rostro, creando zonas de depresión, arrugas y flácidas.

Asimismo, el lifting líquido está indicado para hombres y mujeres de manera indistinta con efectos a largo plazo y con cambios positivos en la estética facial. Estos rellenos crean una proyección que suele absorberse de manera progresiva en un período que suele estar sobre los 2 a 5 años. 

Es probable que el especialista recomiende una nueva sesión de refrescamiento del tratamiento transcurrido este tiempo. Del mismo modo, existen tratamientos complementarios que pueden alargar el proceso de recuperación del  tono muscular y que pueden extender los efectos del lifting líquido.

Otro elemento que afecta la duración y efectos a largo plazo del tratamiento es la zona de aplicación. En las zonas de mayor movilidad como la zona mandibular o perilabial, suele haber una absorción más acelerada que en zonas menos exigidas del rostro.

Preguntas frecuentes sobre el lifting líquido

¿

¿En cuánto tiempo se ven los resultados?

Existe una variación sustancial entre pacientes, técnica utilizada, capacidad corporal de absorción y zona intervenida. No obstante, los resultados pueden verse desde el primer día con mejor efecto visual a partir de la sexta semana, una vez que el proceso inflamatorio ha remitido.

¿Necesito ingresar en la clínica para este tratamiento?

Generalmente, el tratamiento de lifting líquido se plantea como un procedimiento mínimamente invasivo, no quirúrgico y sin necesidad de ingreso. Aún así, en cada paciente el especialista dará una indicación personalizada y que siempre busca la mayor suma de bienestar para el paciente.

¿Hay mucho dolor después del lifting líquido?

Los procedimientos estéticos en general no son dolorosos aunque pueden existir algunos grados de incomodidad posteriores. El proceso inflamatorio y la sensación de maltrato suelen ser los más comunes pero el tratamiento farmacológico posterior suele ser suficiente para aliviar estas consecuencias.

¿Es un procedimiento exclusivo para personas mayores?

Absolutamente no. El lifting líquido no tiene limitaciones de edad y puede practicarse en hombres y mujeres de cualquier edad.

¿Debo hacer un drenaje linfático posterior?

Las indicaciones postoperatorias suelen estar adaptadas a cada paciente y al desenvolvimiento de cada procedimiento. La indicación de sesiones de drenaje linfático pueden ser muy positivas pero no son de aplicación universal por lo que se debe consultar en cada caso en particular. 

?

Reserva tu cita

Rellena tus datos y en las próximas 24-48 horas un miembro del equipo de Medical Esthetic Group se pondrá en contacto contigo para conocer tu caso y para que puedas reservar tu cita de valoración.